Primavera, 2004

 


 
Versión PDF

La dimensión perdida de Roland Barthes

Por Robert Marty
Traducido del Francés por: Liliana Kremer
Revisado por: Teresa Castellanos


“Se encuentra en el mito del esquema tridimensional del cual
vengo de hablar: el significante, el significado y el signo”
Roland Barthes.

Robert Marty
Professeur de Sciences de l'Information et de la Communication de 1ère classe à l'Université de Perpignan. Directeur du Service Informatique. Doctorat d'Etat és Lettres et Sciences Humaines. Doctorat d'Etat és Sciences Mathématiques. Diplôme d'Etudes Supérieures Mathématiques. Licence de Mathématiques. http://www.univ-perp.fr/see/rch/lts/marty/marty.htm

tampoco de qué manera ellos han sido combinados (la metáfora de la cocina electoral es un caso para serremarcado en esta ocasión.); sólo la justicia, cuando es convocada a mezclarse con un tema, podría hacerlo resaltar, si ella fuera ayudada por “mitólogos independientes”, lo que, por supuesto es un anhelo del espíritu.

“ELEMENTOS DE SEMIOLOGÍA” versus “ELEMENTOS DE SEMIÓTICA”

Revisitando el Mito barthesiano con las premisas de la teoría peirciana hemos esencialmente introducido esta idea de determinación del significado por un SIGNIFICADOfuera del signo. El significado se desborda bajo el SIGNIFICADO sobre el cual él señala.Él desplaza la atención del manera tal que los sujetos-interpretes se capacitan previamenteprovistos de habitus construidos a tal efecto (por la inculcación pedagógica y la violencia simbólica tales como las describió Bourdieu) por la “sociedad institutriz”. Formalmente, hemos agregado la doctrina “naciente” de Barthes dentro de los fundamentos de la semiótica de Peirce y esta operación lasrefuerza a una ya otra.
La primera se encuentra, en cierta forma, legitimada en el plan del formalismo y del rigor mientras que la segunda es introducida en esta ocasión dentro de la crítica socialaunque a prioriaparecía como extranjera en ella, lejos de las prácticas taxonómicas dentro de las cuales han querido demasiado seguido etiquetarla...
Mientras tanto Barthes ha desarrollado durante años su semiología complejizando su modelo mientras trabajaba las lecturas de Hjemslev. Se la encuentra dentro de un estado prácticamente terminado en los Elementos de semiología y el Sistema de la Moda. Su metodología prácticamente no ha cambiado: ella ha consistido en multiplicar los “desencajes”, distinguiendo y combinando las denotaciones y los metalenguajes.
Primero examinamos sus nuevas proposiciones del Sistema y veremos luego lo que él ha finalmente retenido; lo que serála referencia de su aporte teórico, los “Elementos de Semiología”. De aquí en adelante, nuestra tarea consistirá en examinar si las correspondencias establecidas a partir del Mito Hoy pueden ser prolongadas hacia los “Elementos de Semiología”.

 

No nos detendremos sobre la elección de Barthes de trabajar sobre el discurso de moda más que sobre los fenómenos de moda observados directamente en la vida social pues esa elección esta completamente integrada en el modelo formalizado o mejor sus modelos formales ya que él declina dos, resumidos en los siguientes diagramas (que presento acostados para hacerlos homogéneos al diagrama del Mito hoy de la figura 4):

 

Barthes distingue dos conjuntos según el carácter explícito (conjunto A) o implícito (conjunto B) de los enunciados de moda por los periódicos de moda de su “corpus”. A los primeros les atribuyesignificar el mundo, a los segundos, la moda. En realidad, mirando de más cerca, en particular examinando los ejemplos gracias a los cuales él ilustra sus proposiciones, constatamos que el conjunto de enunciados A corresponde a una presentación inductiva de la moda como regla o ley “societal” (reputada de producir la “distinción” o la “distancia” (“branchitude”, el neologismo es mío...) mientras que los enunciados B son , en realidad , prescripciones de moda de los cuales no se sabe si ellas son obtenidas de una observación previa, si ellas resultas de una colusión con el “grupo fashion”, o de un dictamen de este último, o quizás si ellas traducen una voluntad de toma de poder sobre el fenómeno de parte del “grupo los media”.

Página siguiente

     
ir arriba
     
páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23