Verano, 2005        


 

1_Treber 2_Lozano    

Dossier de economía
Otra economía para otro país


* El profesor Salvador Treber es docente en la Universidad Nacional de Córdoba desde 1.955, Titular de la Cátedra de Finanzas Públicas, y único miembro del Grupo Fénix de una Universidad del interior del país. Entrerriano de nacimiento es cordobés por adopción, ya que reside en esta ciudad desde enero de 1.949 cuando comenzó sus estudios universitarios. e- mail: streber@estudiotreber.com.ar página: www.estudiotreber.com.ar
http://www.econ.uba.ar/planfenix/index.htm

Primer Seminario: 

“El Rol del Estado en la Economía Nacional en la propuesta del PlanFénix”

Por el Profesor Salvador Treber*

Suelo decirles a mis alumnos que la Economía es una disciplina insalubre y que ejercer la actividad de economista también es insalubre. Voy a explicarlo: cuando uno dice “trabajo insalubre” viene a la mente la imagen del socavón de una mina donde los mineros se llenan los pulmones de impurezas y terminan tuberculosos; y, obviamente que ese es un trabajo insalubre. Los conductores de los trenes subterráneos también dicen que su trabajo es insalubre, y es cierto. En ambos casos los trabajos perjudican orgánicamente a quienes lo realizan. En el caso de quienes estudian economía y están muy cerca de los sectores con fuertes intereses, que están codeándose con los “lobbys”, con las grandes empresas, con la actividad económica general y, en esta actividad se necesita de gente que los defienda o que les ayude a hacer primar sus intereses dentro del mercado, esta proximidad lleva a veces a que dejen el estudio científico para pasar a defender o representar esos grandes intereses. Entonces, este trabajo también es insalubre porque infecta el cerebro.

Entre los economistas en general podemos distinguir por lo menos cuatro grupos diferentes:

  • Los que son lobbystas, porque teniendo conocimientos de economía están en función de quien los contrata. Esto no es delito, pero obviamente adoptan un punto de vista sesgado por esos intereses que deben defender. No quiero decir que sean mercenarios, pero sí que están al servicio de un determinado sector.
  • En este segundo grupo están los economistas que, por lo general comienzan siendo jóvenes inquietos que quieren superarse y algunos que son brillantes, buscan ampliar sus conocimientos en el exterior. Pero en el exterior los centros de estudio también tienen sesgos. Por ejemplo, quien estudió en Chicago suele salir un chicago’s boy. Aunque no haya sido antes un chicago’s boy, ahora que su formación intelectual es esa va a sostener con ahínco y convicción esa línea de pensamiento. Y no porque le hayan pagado, ni porque se encuentre corrompido, sino porque lo cree íntimamente. En este caso aunque el sesgo es distinto por su origen, en cuanto a los efectos y la gestión es el mismo que en el caso del lobbysta.

El lobbysta y el que tiene esa formación, en un caso de manera más consciente y en el otro por convicciones porque así fue formado, actúan y desarrollan ese esquema de ideas.

  • En el tercer grupo están los que en general son profesores full time de Ciencias Sociales. Y en Argentina ser profesor full time de Ciencias Sociales implica una vida muy azarosa, porque como han habido tantos cambios, tantos bandazos políticos y tanto autoritarismo que, para estar y permanecer en las facultades con un full time como único medio de medio, debieron tener mucho cuidados en no exponer siempre lo que pensaban, sino solamente hasta donde lo dejaban, y muchas veces debieron tener que consultar a los que en última instancia le pagaban el sueldo hasta donde desean ellos que se diga algo. Entonces este grupo de profesores full time que han optado por este cargo para dedicarse todo el tiempo al estudio de la Economía tienen el límite de qué dirá el patrón. Es así en la realidad de la Argentina. En consecuencia, a lo ancho tienen todo el tiempo que quieren para estudiar, pero a lo largo tienen una pared que es el límite de hasta donde pueden avanzar.
  • Queda un cuarto grupo de economistas que yo creía que éramos muy pocos y tuve una hermosa sorpresa cuando fui convocado por le Grupo Fénix. En abril del 2.001 se hizo una reunión abierta y me encontré con que había 500 economistas que discutían con toda libertad y soltura, en 16 sectores distintos, los temas que nos angustian y nos preocupan y que tenemos que resolver. Entonces me alegré de ver que no éramos tan pocos. Cuando se hizo la segunda reunión, un año después, éramos 1.000. Entonces ahora ya reivindico que existe una importante franja de economistas que tienen libertad de pensamiento.

Confieso que si se hubiera podido yo hubiera sido profesor full time pero jamás adopté esa decisión porque no quise perder la libertad de pensar y de decir de manera independiente lo que me parece mejor. Durante la dictadura del “proceso” me dieron ocho años de sabático consecutivos y sin goce de sueldo; porque esa es la realidad en la Argentina.

Quiero aclarar, ahora que vamos a analizar especialmente algunos mitos y algunos sofismas con que se encara el estudio de la realidad argentina, con lo que se pretende confundir esa realidad con una línea ideológica perfectamente definida, que se ha puesto muy de moda decir que Argentina fue un éxito hasta 1.930 y que desde hace 75 años venimos barranca abajo. Así la historia de Argentina queda dividida en dos. Y esto es falso.

La Argentina que tanto añoran los liberales es la que va desde 1.880 a 1.930 cuando es cierto que el país logró un salto fenomenal. En 1.869 se hizo el primer censo nacional de población y en la misma superficie del territorio que tenemos hoy los habitantes eran 1.740.000. Se imaginan lo que era eso, un desierto. En el segundo censo en 1.895 ya éramos 3.950.000 habitantes y para el tercero, en 1.914, llegamos a ser 7.970.000, sobre casi 3 millones de km2, seguía siendo casi un desierto. Pero fue una Argentina que se desarrolló explosivamente, por supuesto que el acrecentamiento de la población fue por inmigración, y las estadísticas dicen que de cada 2 inmigrantes que vinieron 1 se regresó. Es decir que el país retuvo solamente a la mitad de los inmigrantes que vinieron hasta acá.

¿Por qué fue tan “exitosa” la Argentina en ese período? Porque se ligó con retraso, recién en 1.880 cuando resolvió definitivamente el problema de la federalización de la Capital y se consolidó la organización institucional, al esquema de libre cambio en el que el centro del planeta era el Reino Unido de la Gran Bretaña y la Argentina se convirtió en un importante socio menor. ¿Cuál era ese esquema? Era de división internacional del trabajo, de librecambio y de librejuego de los precios comparados en el mercado internacional. Este esquema implicaba que cada país debía especializarse en aquello para lo que estaba “naturalmente” mejor dotado. Lo que se llamó “las ventajas comparativas estáticas” y el Reino Unido -estoy hablando de principios del siglo XIX, con las ideas de Adam Smith y de David Ricardo y la Revolución Industrial que se materializó en lo fundamental en Inglaterra- se adjudicó con razón el papel de ser el proveedor mundial de bienes industrializados. Ellos disponían del agregado tecnológico, tenían el carbón mineral y tenían el hierro, entonces eran los proveedores de esos bienes y el resto de los países, que quedaban como satélites en el esquema, los proveían de materias primas y alimentos. En consecuencia, no sólo Argentina, sino también Canadá, Sudáfrica, India, Australia y Nueva Zelanda que eran los puntos fundamentales del Imperio Británico, eran los proveedores de las demandas primarias de Gran Bretaña.

¿Cómo se estructuró la Argentina entre 1.880 y 1.930? Lo primero fue extender la frontera agrícola y la ganadera. Hasta que se descubrieron las técnicas de conservación de las carnes -en 1.873 llega a Buenos Aires el primer buque frigorífico que se llamó Le Frigidaire y recién a partir de entonces se incorporó el congelado de la carnes para el transporte- se llevaba el ganado en pie a Inglaterra. Como el tránsito del Atlántico es más corto en el hemisferio norte, en un inicio eran los Estados Unidos de Norteamérica los proveedores de carne a Inglaterra, pero como se convirtieron en un naciente competidor y a la vez se resuelve el problema tecnológico del transporte de las carnes con el congelado –que después mejora a partir de 1.907 con el enfriado- Inglaterra deja de comprarle a los Estados Unidos y los frigoríficos de acá –primero los de capital inglés y argentino, y después con el enfriado también los de capital norteamericano- pasan a ser los proveedores del mercado inglés. En consecuencia la necesidad de producir carnes adecuadas al paladar de los ingleses hizo que se trajeran las razas de ganado bovino selectas y elegidas como Short Horn, Aberdeen Angus y Hereford, que se acomodaron de acuerdo al clima de los distintos lugares. Pero además, para poder purificar las razas necesitaban alimentos y la agricultura sistemática nace como necesidad para alimentar esa purificación de las razas vacunas, no para la gente. Entonces con la feracidad de las tierras, una de la llanuras templadas más fértiles del planeta, fue una explosión y ese fue el motivo del crecimiento de la Argentina. No sin crisis, ya vamos a ver esto. Pero, el esquema planteado así requería una infraestructura especial, por lo pronto como el país miraba hacia el Atlántico y los grandes clientes estaban en Europa, hacía falta un puerto y ese no podía ser otro que Buenos Aires, pero para traer la producción del interior hacía falta transporte y comunicaciones, y en ese momento el transporte más económico, rápido y de mayor volumen era el ferrocarril, entonces se realizó el trazado de las líneas férreas. Todas se extienden en un abanico convergiendo hacia la ciudad de Buenos Aires porque allí estaba el puerto.

Este esquema se manejaba así: los productos venían de todo el interior del país por los ferrocarriles de carga hacia el puerto de Buenos Aires, una vez allí se cargaban en los buques que venían de ultramar, pero a su vez estos buques traían productos industrializados que proveía el centro económico y financiero mundial, los que a su vez eran distribuidas en todo el interior por esas mismas líneas férreas a los lugares de consumo. Es decir que todo el esquema de infraestructura que va a convertir a la Argentina en un país macrocefálico donde en 4.080 km2 (menos del 0,06 % de la superficie total del territorio nacional) hoy se concentra un tercio de toda la población del país, tiene origen en ese época. Una deformación tremenda ocasionada por lo que se necesitaba para que ese esquema funcionara, y allí estaba concentrada la riqueza, el consumo más importante, y el centro de atracción de todas las actividades económico financieras.

Y a eso es lo que se considera la “Argentina exitosa”.

En ese esquema Argentina llegó a producir no menos trigo y maíz que el que produce hoy, claro que antes lo hacía en una superficie mucho mayor. Y era, con tres millones de toneladas el primer productor de lino, que era a su vez el tercer producto en orden de importancia del país, ya que en la década del treinta se producía trigo y maíz en el orden de 14 o 15 millones de toneladas, que es lo normal ahora. Claro que antes se hacía con mayores superficies y menores rindes. Y esa Argentina no obstante de estar ligada al esquema de libre cambio tiene en es período tan “exitoso”, que tanto reivindica el liberalismo, logra algunos hitos de otras características: una ley de enseñanza a cargo del estado, laica y obligatoria, que es importantísima para la formación cultural de la población que es de tiempos de Roca; una Reforma Universitaria que surgió de aquí de Córdoba, que terminó con la enseñanza dogmática y abrió la universidad gratuita. Y, por sobre todas cosas en 1.923, elGeneral Mosconi, que por aquellos tiempo era Coronel, shockeado porque en unas maniobras militares un gerentillo ignoto de la Texaco le negó combustible, en aquella época la aviación comenzaba recién a ser utilizada militarmente y dependía del ejército, y él era el jefe de la escuadrilla; comprende entonces que no puede ser que la seguridad del país esté en manos de un gerente de una empresa extranjera. En 1.922, crea la Dirección de Combustibles Líquidos que en 1.923 se convierte en Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) y esta es la primera empresa petrolífera estatal del mundo capitalista. Hasta ese momento la otra que existía era la de la naciente Unión Soviética posterior a la revolución de 1.917, pero allí porque todas las empresas eran públicas. Pero él fue realmente un visionario. Y en 1.928 fue invitado a dar una conferencia a México y allí uno de los que estaba entre el público era el Coronel Lázaro Cárdenas quien en 1.931 fue elegido presidente y nacionalizó el petróleo como entonces lo proponía Moscón, y además obligó a todos los trusts petrolero a que se retiren porque estaban destrozando la economía mexicana. Así nació PEMEX, segunda empresa petrolera estatal del mundo. Hoy hay 87 países que tienen empresas petroleras públicas, y algunas casos es risueño, como en el caso de Suecia que casi no tiene petróleo, pero tiene seis empresas públicas, porque para cada etapa del proceso de elaboración del combustible ha hecho una empresa especializada y no una que tome todas las fases. Quiere decir que dentro de un contexto bastante poco apropiado había una importante corriente de pensamiento con visión de futuro y con la clara idea de que la acción y la actividad del estado era muy importante.

Sobre ese esquema del librecambio en el año de 1.920 un profesor de Cambridge, que en ese momento era muy joven, advirtió que no se podía recomponer y que iba a estallar y que había que tomar otras ideas, ese profesor era Keynes. Y lo que él dijo sucedió y el esquema explotó cuando quebró la bolsa de Wall Street en Octubre del 29, y entre 1.929 y 1.933 el comercio internacional se redujo a un tercio. Y se terminó el librecambio, y se terminó ese esquema de la división internacional del trabajo y los países se cerraron fuertemente con políticas proteccionista para evitar que se trasladen las crisis de uno al otro. Y bueno, lo curioso, y esto es lo que se omite, que Argentina en el 29 cesa de operar la Caja de Conversión que era la que cambiaba oro por billetes y billetes por oro, y en 1.931 Inglaterra entra en un proceso de control de cambios y Argentina que tenía como principal fuente de recursos externos a Inglaterra y como principal proveedor de equipos a Estados Unidos, porque la inversión en frigoríficos con la técnica de enfriado era con tecnología de Estados Unidos, y esta era la actividad más importante. Había entonces un triángulo monetario y financiero, Argentina tenía saldos favorables con Inglaterra, pero tenía saldos negativos con Estados Unidos entonces transfería el saldo de Londres a Nueva York y el esquema quedaba cerrado. Pero cuando Inglaterra declara la inconvertibilidad de la Libra se le cortó totalmente el esquema triangular a la Argentina. Con lo que estamos ya después del golpe de estado de Uriburu, en 1.931. Ante esta situación, al plantear Inglaterra la inconvertibilidad de la Libra se ve obligada a hacer un control de cambios pero ya desde 1932, cuando asume el Gral. Justo, la fórmula era Justo – Roca, el hijo del Gral. Roca que ya vamos a ver que actuación tiene, el ministro de economía que en ese entonces no se llamaba de economía sino Ministro de Hacienda como era la terminología entonces, era el Dr. Federico Pinedo. Este Dr. Que tiene en su juventud un antecedente de ser socialista, es sin dudas el liberal más estudioso y profundo y más convencido del todo el siglo. Fíjense si habrá sido estudioso que es uno de los tres argentinos que leyeron todo El Capital en el idioma original. Sin embargo a pesar de ser un liberal a ultranza, Pinedo ante la emergencia, entre sus convicciones ideológicas y lo que había que hacer, elige lo que había que hacer. En 1.931 implementa el control de cambios, en 1.932 incorpora el impuesto a las ventas y el impuesto a los réditos, en 1.933 crea las Juntas Reguladoras de Granos, de Carne, de Yerba Mate para asegurarle los precios a los exportadores, que todas son medidas intervensionistas. En 1.934 crea el Instituto Movilizador de Bienes para tomar a cargo, por vía del Banco Nación –ya que todavía no había Banco Central- todos los créditos incobrables del sistema bancario fundamentalmente del Banco de Londres, del Banco de Italia, es decir bancos privados de capitales extranjeros. Por este mecanismo traslada al Banco Nación los pasivos de esos bancos privados y hace un revalúo del oro del país y con la diferencia que existe cancela todas las deudas y el 29 de mayo de 1.935 crea el Banco Central. También en el año 1932 crea un impuesto de dos centavos a las naftas con afectación a una red de caminos que el país debía asfaltar, y desde 1.932 al 39 hasta que comienza la guerra, se pavimentan entre 6 y 7 mil kilómetros de caminos. Creo que por esa extensión es el período que más caminos asfaltados se hicieron. Ahora bien, esto también se hizo en esa época, además de en Argentina, en Canadá, en Sudáfrica en India, en Australia y en Nueva Zelanda. Con la misma metodología, por que la crisis de la industria automotriz fue el epicentro de la crisis industrial en los EEUU, entonces el capital norteamericano estaba especialmente interesado en que hubiera caminos asfaltados para poder vender sus productos en el exterior. En la Argentina lo hizo con un trazado de rutas paralelas al trazado del ferrocarril. Si andan por el país, aunque ahora no haya ferrocarriles, van a ver que a una cierta distancia de las vías pasan las rutas. Y los hicieron paralelos para competir con el ferrocarril porque es uno de los puntos en que se dio el enfrentamiento interimperialista. Pero a nosotros nos generó una profundización en la deformación estructural, ya que todos los caminos llevan al puerto de Buenos Aires. Y la comunicación de las diversas zonas económicas de la Argentina no se hicieron. Esto es producto de las políticasdel liberal más formado y más sólido de la historia del país, tomó una cantidad de medidas intervensionistas. Si ven los considerando de esas medidas, allí se lee “transitoriamente mientras la emergencia mundial así lo exija”, el creyó que estas medidas serían pasajeras.

Entre la década del 20 y la década del 30 en la Argentina se radican varias empresas de los EEUU. En 1924 llega la General Motors y la siguen una gran cantidad de empresas extranjeras, algunas de las cuales todavía siguen como Palmolive, Michelin, Good Year, y se extiende esta avalancha por lo menos hasta 1.935. Y en el registro de patentes se da el período más febril de inscripción de patentes porque las empresas extranjeras que no tenían la magnitud de hoy, preveían que el libre cambio no se iba a poder mantener y en consecuencia no querían perder los mercados internos de los diferentes países, entonces todos los proceso simples de montaje los trasladaron a todos esos países que enumeré antes. De esa forma se reservaron la provisión de los equipos sofisticados, las máquinas, los repuestos, etc., etc. Y el proceso final de armado lo hacían acá. Quiere decir que cuando se inicia la guerra, el 3 de septiembre de 1.939, se corta el circuito en el que nosotros proveemos alimentos y materias primas y nos proveen productos manufacturados. Pero nos siguen comprando, incluso cuando se dan las batallas navales con submarinos, usan el sistema de convoyes de buques mercantes rodeados y protegidos por buques de guerra. Porque para ellos era vital tener abastecimiento para su pueblo y sus tropas. El único que queda como proveedor parcial de esos productos industrializados es EEUU, hasta que en 1.941 casi interrumpe todo, pero también nos sigue comprando. Y eso hace que se plantee una economía de emergencia y de escasez en la Argentina, pero hace también que aparezca con bastante fuerza un sector nacional de producción industrial, que con muchas vacilaciones, costos altos, ineficiencias y baja calidad trata de atender como puede la demanda interna.

Los ferrocarriles por aquel tiempo, que seguían siendo de mayoritariamente de capitales europeos, 28.000 km de vías eran de los ingleses, 2.000 km de vías eran de capital francés, y 13.000 eran de los ferrocarriles del estado, que es otra expresión de la presencia del estado, ya que esos 13.000 km estaban en la Patagonia, y otros lugares no rentables que había. Entonces el estado se ocupaba de vincular a regiones que el sector privado no lo hacía.

En este esquema que es de emergencia, y dentro del mismo, el país avanza muy lentamente mientras dura la guerra, pero casi autoabasteciéndose, y logra acumular 1.800 millones de Libras en Inglaterra y 400 millones de dólares en los EEUU. que Uds. dirán son chirolas, pero no, esas cifras traducidas a valores actuales equivalen aproximadamente a 50.000 millones de dólares.

Ese era el momento en que Argentina debido a la emergencia económica mundial hizo un ahorro forzado que si hubiese sido volcado a cambiar la infraestructura del librecambio, que nos hizo macrocefálicos, hoy tendríamos otra realidad. Pero el Gral. Perón tenía una concepción, una visión, que tenía sus fundamentos, pero que para suerte del mundo se equivocó, pero para la Argentina fue perjudicial. Lo que primero que hizo fue negociar y cancelar la deuda externa, cosa que fue correcta, y quedó pendiente un solo empréstito, que vencía en el año 53, y que si se pagaba antes tenía que pagar los intereses hasta el 53. Con lo que Argentina en 1.953 no tenía deuda externa. Adquirió los ferrocarriles, por los que pagó tres veces el precio real, y don Miguel Miranda, el entonces Presidente del Banco Central, dijo que se pagó un precio afectivo, emocional, etc., etc. En realidad la concesión estaba por vencer y los ingleses en sus últimos balances no hicieron amortizaciones de tal manera que al no imputar este ítem mostraron utilidades inexistentes, se llevaron todo y lo que vendieron era un poco más que hierros viejos. Y tenían obligación de equipar los servicios.

Perón después, con el resto se dedicó a impulsar con una política perfectamente definida el crecimiento de la industria liviana. Pero tengamos en cuenta que si bien tuvimos un primer Plan Quinquenal y un segundo Plan Quinquenal, no era que a los argentinos se nos ocurrió ser intervencionista y estatalistas, sino que esa era la moda de la época. Al margen del Plan Marshall, en todos los países del mundo los estados implementaron planes económicos. Franklin Roosvelt cuando asume la presidencia de los EEUU en 1.933 inicia el New Deal y en Europa, en la posguerra, el plan que se implementa urgentemente en Alemania, ya que había que reconstruir Europa frente al “peligro soviético”, se pone en marcha un plan que el liberalismo trata que no se conozca, y es el siguiente:

Para elaborar todo estuvieron tres meses un grupo de economistas aislados en una unidad militar, para que no se filtrara nada, y el plan fue de la reforma monetaria de 1.948. ¿Y qué fue eso? Que cambiaron todos lo marcos viejos por marcos nuevos, pero cambiaron 1 a 1 para los que tenían una pequeña disponibilidad y para los asalariados, pero para los grande depositantes y los fondos líquidos le cambiaron a relación de 5 viejos por 1. Quiere decir que le expropiaron a los grandes titulares de fondos el 80 % de sus fondos líquidos; y esto fue una medida muy importante. Porque le hicieron pagar a los ricos la reconstrucción. Esto se esconde, esto no se dice.

En Argentina, que dicho sea de paso, ya éramos la oveja negra porque no enviamos tropas a la guerra como Brasil, porque había una inclinación de simpatías hacia el “eje”, porque era un lugar donde los espías nazis trabajaban con comodidad. Recuerdo que en esa época, cuando yo vivía en Concordia, que era un lugar de frontera, donde actuaban desembozadamente esos espías con comunicaciones inalámbricas que no eran como las de ahora que pueden disimularse, eran torres con las que se comunicaban al exterior, eran evidentes, y ese lugar era estratégico porque es donde se juntan las fronteras de Argentina, Uruguay y Brasil y muy cerca la de Paraguay. Argentina no es invitado a Breton Woods, donde se creó el Banco Mundial y el Fondo Monetario, no fuimos inicialmente invitados a la constitución de las Naciones Unidas, por lo que estaba al margen.

La visión estratégica que tenía el Gral. Perón la expuso en una conferencia en la Escuela Militar de Guerra en el año 1.949 y dijo: “Con la Segunda Guerra Mundial y los recursos que nos ha generado instalamos la industria liviana, somos casi autosuficientes en estas ramas –lo que era cierto, pero luego vino lo que fue su equivocación- y con la Tercera Guerra Mundial vamos a acceder a la industria pesada”. Felizmente para la humanidad la tercera guerra no se dio, aunque claro con la guerra fría, el bloqueo de Berlín y el puente aéreo, parecía cierto y todos esperaban que el enfrentamiento diera lugar a otra guerra, pero no pasó. En consecuencia el desarrollo de la industria liviana en Argentina que nos hizo autosuficientes en esos rubros, solamente se importaba un 3 o un 4 % de bienes de consumo respecto al total de las importaciones, que eran algunos que no se podían producir en el país, cuando 15 años atrás importábamos el 30 % en esos bienes. Pero, este desarrollo de la industria liviana nos volvió más vulnerables y dependientes porque teníamos que importar el 50 % del petróleo, no teníamos hierro y había que importarlo todo, y el resto de los insumos que necesitaba la industria, en consecuencia para pagar esas importaciones se hacía con las divisas de los que exportábamos que eran cereales y carnes, si los precios internacionales de estos rubros bajaban teníamos un espasmo, y si el clima no nos ayudaba teníamos una sacudida, entonces comienza desde la década del 30 y hasta 1.963 un período en el que cada 5 años tenemos uno o dos años negativos y tres o cuatro positivos. Los empresarios tenían un esquema previsible, ya que sabían que en 10 años tenían 2 o 3 años malos y 7 u 8 buenos, pero cuando uno tiene la certeza de eso puede manejarse. Esto viene con otro corolario: en la década del 50 por este proceso de desarrollo de la industria liviana hay una enorme migración hacia los centros industriales, fundamentalmente el Gran Buenos Aires. En los cordones del GBA la gente va en busca de salarios industriales y mejores condiciones para sus hijos, de educación.

Todo esto trajo grandes cambios en las remuneraciones de los factores de la producción de tal manera que entre 1.951 y 54 los salarios de bolsillo, es decir lo neto, lo que los trabajadores reciben para gastar llegan al 46% del ingreso nacional, si le agregamos las retenciones pagadas por los asalariados llega al 50 % y si le agregamos las cargas patronales, el costo del factor trabajo es de 24 %. Es el punto más alto de la historia del país, dentro de los niveles que había en la Argentina. En ese momento, en 1953 el 10 % más rico tenía ingresos de 13 veces más que el 10 % más pobre. A fines de la década de 1.950 y en la década del 60 con mucho esfuerzo se empiezan a crear las ramas de la industria pesada. Durante la segunda presidencia de Perón, a Córdoba se le da el privilegio de ser el único lugar donde se desarrolla la industria automotriz y la de tractores, y eso es algo que hay que enfatizar. Es una decisión estratégica de descentralizar la industria y de localizarla en el interior. Esto va contra natura de todo lo que siempre se hizo, y así es como vienen Káiser y Fiat. La fábrica Káiser que hoy es Renault, era una empresa especializada en aluminio y obsoleta en materia automotriz, que produjo la Estanciera, el Káiser Carabela, que era un bote enorme y tecnología totalmente amortizada, pero bueno eso era lo que se consiguió. Y Fiat, vino en un principio a fabricar tractores y como no hubo demanda como la que preveían saltó a los automóviles, porque pensó que iba a haber una reforma agraria. En una oportunidad que le pregunté al Jefe del Instituto de Economía de la Fiat, por qué había salido así, me dijo, aquí en Argentina son cafhisos de la vaca, por eso no vendemos tractores. Personalmente creo que se equivocaron porque lo que Argentina precisaba eran vehículos de transporte de carga y lo que Káiser hizo fue producir para la demanda que había de automóviles, que estaba insatisfecha porque se había prohibido la importación salvo a aquellos que obtenían un bono de ingreso, un permiso de importación especial, pero que era todo un privilegio.

En 1.959 se dicta una ley de inversiones extranjeras y otra de industria automotriz que permite que se radiquen donde quieran, como quieran y cuando quieran, durante el gobierno de Frondizi. Y, por supuesto, las plantas que había que estaban una privada y una estatal que era el IAME (Instituto Aero Técnico) y que fabricaba los tractores Pampa y también el Rastrojero y algún otro vehículo, había una planta testigo estatal y una privada. Con esta ley se terminó lo testigo, se terminó lo estatal y se permitió que se radicara quien quisiera; se radicaron 23 fábricas que por supuesto para el mercado argentino era un disparate, porque en el mercado automotor la economía de escala por aquellos tiempos fijaba que menos de 500 mil unidades era antieconómico. En 6 o 7 años quedaron solamente 13, pero a Córdoba le provocaron un vaciamiento de la actividad que había costado mucho y que no se hasta adonde no creó las condiciones que después se expresaron en el Cordobazo.

Este proceso tiene efectos muy importantes en la economía, desde 1.963 a 1.974 se interrumpen los años de tasa negativa del producto, Argentina en sus exportaciones de esos años llega a un 25 % de bienes industriales, se había operado una modificación cualitativa muy importante en el país. Y no solo eso, se había generado un esquema de redistribución del ingreso extraordinariamente importante dije que el 53 la relación era 1 a 13, entre el 10 % más rico y el 10 % más pobre, bueno, en 1.974 era 1 a 7. Quiere decir que la Argentina además de un proceso de crecimiento no explosivo, pero sostenido y considerable, se había convertido en una sociedad altamente equitativa y muy igualitaria, dentro del concierto mundial. En economía se usa un coeficiente que mide el grado de equidad distributiva que es el coeficiente de Gini, que varía entre 0 y 1, cuando está más cerca de cero es más equitativo y cuando está más cerca de 1 es más injusta, bueno hoy los países que marchan a la cabeza en equidad y justicia distributiva son los países escandinavos y la República Checa, bueno esos países están en 0,22 ó 0,23 ó 0,24 en aquel momento del 74 Argentina estaba en el 0,32, mientras EEUU estaba arriba del 0,40, estaba más o menos como Francia. Esto se oculta. Porque hay una Argentina que hizo crecer a su clase media que entre el 30 y el 74 se forjó en este esquema.

Entonces los liberales de hoy nos dicen que hubo 75 años de fracaso cuando esto no fue así. El punto de inflexión es el año 1.975 en que la relación entre los más ricos y los más pobres que venía bajando desde ese 13 al 7, sube a 8, y vine el golpe de estado. Y ese golpe de estado viene acompañado de una nueva política económica en la que el estado no se retira, sino que interviene fuertemente para imponer un esquema totalmente distinto al que había. El 2 de abril de 1.976 empieza a las 10 de la noche el discurso de Alfredo Martínez de Hoz en el que anuncia lo que va a suceder después y dice: “La economía argentina está esencialmente sana pero nunca debió industrializarse, debe ser proveedora de agroindustria, de gran minería, de petróleo y nada más. Ha sido un gran error histórico la industrialización –y agrega algo más-, se están pagando salarios que la economía argentina no puede soportar”. Claro, es que había un movimiento gremial fuerte. Entre los meses de Abril, Mayo y Junio cae el salario real un 34 %.Yo estoy persuadido y convencido que los autores intelectuales del cambio económico que impulsó la última dictadura militar, usaron la represión y le dieron a los militarse esa tarea con el cuco del comunismo y de otras fábulas, para poder hacer en tres meses lo que nadie había podido hacer en los años anteriores, incluido Onganía en el otro golpe. Hacer perder un tercio del poder adquisitivo a la remuneración al trabajo. Pero, pensando en dedicarse a la agroindustria, en petróleo y en gran minería a la Argentina le sobraba la mitad de la población. Porque las actividades productivas diferenciadas del sector manufactureros que era el mayor demandante de mano de obra se convirtió en expulsor. Y de tener 2.500.000 de obreros pasó a tener 900.000. Ahí comenzó la decadencia de Argentina, sin ninguna duda.

Cuando fui a la reunión inaugural del Plan Fénix iba con un escepticismo terrible, porque pensé que me iba a encontrar con 35 o 40, no más de 50 profesores de economía, cada uno con sura de formación y su esquema, con sus ideas, y yo pensaba ¿cómo nos vamos a conciliar, a coincidir?A Bueno, esta fue otra de las gratas sorpresas que a veces uno recibe en la vida, porque quizás al ser la situación tan angustiante, eran los últimos meses del año 2.000, que nos pusimos de acuerdo sobre una cantidad de puntos mínimos y sobre los que se podía trabajar, y el primero de es puntos era que la crisis argentina no era del 2.000, ni de la recesión de julio del 98, sino que databa de 1.975 en adelante. Y esto es muy importante, porque detectar cuáles son las características de una crisis, si es de corto o de largo plazo, implica distintas ideas e instrumentos para revertirla. Porque cuando hay una deformación de 25 años la corrección debe ser más profunda, ya que requiere ir mucho más a fondo y tocar los pilares de esa crisis, que en 25 años se ha estratificado el esquema, y felizmente en eso fue en lo primero que coincidimos todos.

Ahora ¿qué pasó con la distribución del ingreso en Argentina? Primero, recuerden el eslogan “Achicar el estado es agrandar el país”, en todos lados estaba, hasta cuando íbamos al cine. El esquema era que el país tenía que abrirse, dejar que el mercado decida y el estado que retroceder. En materia de distribución del ingreso, como ya dije en septiembre de 1.975 era de 1 a 8; en 1.980 era 1 a 12; en 1.990, 1 a 20; en el 2.001, 1 a 28; y el Banco Mundial... ¡aleluya! en el último tomo anual de estadísticas económicas dice que es ¡1 a 39.1! Es decir que hubo una súper concentración de la riqueza en el decil de la cúspide, y esto, en primer lugar ha vaciado el mercado; en segundo lugar ha destruido las fuentes de ocupación; y ha sumido en la pobreza y la indigencia a la mitad de la población.

Este esquema de concentración de la riqueza se agudiza desde la primer década de los 90, especialmente durante la convertibilidad, que comienza el 1º de abril de 1.991, y dura hasta el año 2.001, y establece una relación entre la cotización dólar y la del peso de 1 a 1, una paridad entre la moneda de Argentina y la moneda del país más poderoso del mundo. La única forma en que esa relación de 1 a 1 entre la monedas sea real, es que nosotros tuviésemos una productividad semejante a la de la economía norteamericana, sino esa igualdad es ficticia. Y por supuesto que entonces la mercadería más barata que había en el país era el dólar, ¿y qué satisfizo esa mercadería barata?, primero a los que viajaban al exterior con el famoso “deme dos”, todo era muy barato, pero a cambio creó otros problemas gravísimos. En primer lugar, en los híper y supermercados se encontraba todo tipos de productos importados, ya que resultaba igual que con la tablita de Martínez de Hoz, cuando el dólar también estaba subvaluado entre el 1º de enero de 1.979 y 1.982, las importaciones de bienes de consumo crecieron 3 veces porcentualmente. Eran el 6 % de la importaciones poco antes que se pusiera la tablita, y subieron 18 % durante la tablita, y durante la convertibilidad vuelve a importarse el 18 % de todas las importaciones para bienes de consumo, totalmente sustituibles y prescindibles. Esto tuvo dos efectos. 1) la producción nacional es desplazada, con lo que trae paralización de las empresas, desocupación, etc.; y 2) durante ese período gastamos 26 mil millones de dls. sin necesidad, y como esos dólares no se tenían disponibles en el país, ya que la balanza comercial tenía saldo negativo, se acrecentó la deuda externa.

En 1.989 un economista norteamericano, Williamson, enuncia un decálogo que después es tomado y acordado en el “Consenso de Washington” en el que se hacen una serie de recomendaciones para que sea adoptado por todos los países de grados medios de desarrollo y en especial los de América Latina. En síntesis decía:

  • Replegar el estado
  • Privatizar todo lo privatizable
  • Abrirse a las transferencias internacionales de dinero y mercaderías sin ninguna limitación
  • Seguir la orientación de “las leyes del mercado”

Esto ni Chile con Pinochet lo hizo. El cobre, la minería, los bosques y la industria militar, son prioridades estratégicas que quedarán a cargo del estado. Argentina no fijó ninguna prioridad estratégica, privatizó todo lo que era privatizable, malvendió y regaló nada menos que YPF, que la transfirió con el subsuelo, porque en el activo estaban las reservas. Esta venta fue tan subvaluada que Repsol cuando rescata las acciones que estaban en el mercado, y que eran una fracción menor del activo, tuvo que pagar 14 mil millones de dólares, mientras que por toda la empresa pagó 7 mil millones de dólares. Lo cual muestra lo que se hizo.

Eso es una muestra de lo que fue el “repliegue” del estado en la Argentina. A mediados de 1.994 se introduce la reforma del sistema de jubilaciones, y esa reforma crea un doble sistema, el estatal y el privado. Fue tan sesgado ese proceso que para quedarse en el estatal había que expresarlo por escrito mientras que para la omisión del escrito significaba que se pasaba al sistema privado. Además el estatal garantiza un mínimo, mientras que el privado funciona en base a un sistema de capitalización personal del 70 % de lo que se aporta, porque la comisión que cobran las AFJP son el 30 % del aporte, y ni siquiera tienen que recaudar, porque la recaudación la hace el ANSSES y ellos esperan las transferencias a los bancos, lo que les corresponde. Lo más grave era que en 1.993 el sistema de jubilaciones y pensiones, que era solamente estatal, con los aportes de los asalariados más los de los patrones, estaba nivelado, sin déficit. Con lo que transferir esos aportes de los trabajadores al sistema de capitalización personal de la AFJP, el sistema estatal, al que pertenecían todos los que ya estaban jubilados y estaban cobrando, y los que estaban próximos a jubilarse, podría quedar en equilibrio. Es un disparate, ya que al sacarle la mitad de los recursos no hay ninguna posibilidad de que haya equilibrio entre ingresos y egresos. En consecuencia, se inicia un período en que el sistema jubilatorio tuvo un déficit que es afrontado por el estado; el primer año fue de más de 2.000 millones y llegó hasta los 7.000 millones anuales, y como no había fondos genuinos en el estado se tomó deuda externa. Y solamente este factor acumulado hasta el 2.001 se tradujo 40.000 millones, porque además debieran sumarse las reducciones de aporte que se hicieron, por zonas y otras medidas que también quitaron recursos. Si se consideran todas las medidas, lo que se perdió con la reforma son 70.000 mil millones. Todo esto se financió con deuda externa contando con el apoyo del FMI.

El estado nacional tiene que recuperar su capacidad de inversión. Ahora algo se está haciendo, pero no lo suficiente. Y en este sentido llevé al seno del Plan Fénix el estudio que me encargara el entonces gobernador de la provincia sobre regionalización, que entregué en octubre de 1.996,en el que planteaba cuando recién se había concretado el acuerdo Chile -Mercosur para la futura ampliación y acondicionamiento de 12 pasos cordilleranos, teniendo en cuenta que la mitad del comercio internacional hoy tiene como escenario la cuenca del Pacífico. Argentina además de cómo se dice que es Brasil dependiente, es Atlántico dependiente: más del 90 % de nuestras exportaciones salen por esa vía. Porque exportamos grandes volúmenes de poco valor, en buques graneleros y dar la vuelta por el Canal de Panamá, y el sistema de esclusas, hace que esos buques graneleros tengan que trasladar los contenedores a buques más chicos para que una vez que llegan al Pacifico, tengan que volver a cargarlos en otros buques graneleros, y de allí seguir el viaje. Por eso China ofrece 250 millones de dólares para financiar la apertura de agua negra para salir. Ellos no son sonsos, dicen “queremos comprarles a Uds. pero nos cuestan 100 dls. por tonelada de flete y si abren allí nos cuestan 40 dls.” ¡Ellos nos han estudiado a nosotros! Retomando, en aquél proyecto de regionalización, planteo la Región Centro, formado por la provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba, pero además hice una regionalización de todo el país. De tal manera que propuse una sola región del Gran Norte, para integrar Misiones, Formosa y Chaco, con sus productos, puedan salir al Pacífico, y tengan sus guías propias y a todo ese nivel de latitud se lograra la integración Atlántico- Pacífico. Chile, as u vez, está interesado en poder salir al Atlántico, porque es Pacífico dependiente. Esta propuesta contempla la capacidad competitiva de nuestras exportaciones para colocar el 90 % en la cuenca de la Atlántico, si se reduce el problema del flete, seríamos también competitivos para colocar otro tanto en la cuenca del Pacífico. Entonces hacer toda la infraestructura necesaria, no solamente abrir los pasos cordilleranos, sino también los caminos y medios de transporte, es un problema vital para la Argentina. Además permitiría descentralizar el país, y romper con la macrocefalia histórica. Esta obras que puede llevar 5 años hacerlas, generarían en el corto plazo ocupación, con todo lo que esto significa hoy. En el mediano plazo, permite duplicar la accesibilidad al mercado mundial, lo cual es fenomenalmente importante.

El punto siguiente es el tema Mercosur, y es un tema muy importante. Frente al Mercosur que es una unidad que comenzó en 1.991, está la otra idea del ALCA que enarboló Bush padre. El ALCA tal como está planteado significa eliminar el libre comercio, eliminar los aranceles aduaneros y nada más. Es decir que puedan entrar sin pagar derechos de importación los productos de EEUU. Pero, resulta que los EEUU no renuncian a los cupos de sus importaciones, ni a los susidios, ni a lo créditos blandos, ni a las medidas arbitrarias y unilaterales de control fitogeográfico que impone, ni a sus medidas antidumping preventivas. De tal manera que lo menos importante en esta relación comercial, son los aranceles que el ALCA propone eliminar. Con esa propuesta lo único que se logra que los EEUU tengan libre acceso a todos los mercados, y del ALCA en realidad, lo único que a EEUU le interesa es agregar a Brasil. En esto hay que ser claros. No hay ALCA sin Brasil. Porque México, que es otro país de interés para los EEUU, ya está en el NAFTA. Y como Brasil tiene mucho que perder, porque Argentina ya está desindustrializada y Brasil no. En consecuencia en esa propuesta Brasil va a resistir, porque si arriesga su industria sobreviene la muerte económica. Por eso en la alianza del Mercosur con Argentina, Brasil tolera muchísimas cosas. Necesita aliados, necesita no quedar solo. Entendemos que estratégicamente es de interés de Argentina consolidar de manera leal y honesta el Mercosur y atraer a Chile, que por el tema de los puertos del Atlántico tiene interés especial reunir fuerzas con Argentina. Y, si es posible, extender la unidad económica a toda Sudamérica. Para esto hacen falta funcionarios capaces y que estén convencidos de este proyecto, porque la globalización, no se ha hecho en el mundo, sino solamente la financiera.

Europa mantiene todo su esquema de subsidios y de tasas, y de preferencias. EEUU tiene todo tipo de cupos y cuotas. Y Japón ni hablemos, es un embudo abierto hacia fuera. China, tiene un tipo de cambio que es una relación de 1 a 5, según el FMI. Mientras tiene un PBI de 1.500 millones pero medido en función de la expresión de capacidad adquisitiva internacional, están en realidad en más de 6.000 millones de dls.; que es más del 60 % del PBI de los EEUU. Esto los pone locos a los norteamericanos, y es uno de los problemas a nivel mundial que enfrentan porque de acuerdo a la proyecciones en 30 años la primer potencia del mundo sería China. Y el sector delirante que gobierna en estos momentos a los EEUU, ya ha comenzado a plantear la necesidad de que China devalúe el yuan. Entonces la globalización se hizo y rige para los países más débiles, no para los grandes. Ni siquiera sabemos si una vez que se puedan integrar Europa, y EEUU con su bloque, y en algún momento Japón y China, pese al enfrentamiento histórico que tienen, llegada esta situación si van a ser una unidad global o por el contrario si se van a atrincherar cada uno en su bloque y dirimir la disputa en lo que Lexter Thurow llamó la guerra del siglo XXI. Y cosa curiosa, Lexter Thurow que es un decano de nada menos que el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), un centro de excelencia académica de los EEUU, después de analizar la situación, en el origen,de donde arranca, no contemplaba a China porque el estudio es de antes de la caída del muro, llega a la conclusión de que quien más chance tiene de llegar a finales del siglo XXI con mejor situación en el mundo, es Europa, la Unión Europea (UE). Pese a todos los problemas que por ahora tienen, Thurow cree que sus posibilidades son mayores para los países europeos que para los EEUU y que para Japón.

Como ni él ni yo vamos a estar entonces para verificar este tema, es de versión libre, pero lo que quiero señalar es que en estos niveles de investigación se tiene la convicción de que no hay globalización, entendida como una integración, entre los grandes polos del poder económico mundial, sino para los países más débiles. Entonces, ante este panorama, la Argentina sola es una hoja al viento, es un microbio, nos guste o no, somos el un medio por ciento del Producto Mundial (0,5 % del PBM). En consecuencia consolidar un área económica común, aunque a mucha distancia de la tres más importantes de la Tierra, es muy importante, ya que sería la que sigue. Para eso, vuelvo a decir Brasil, que tiene en claro esto, se aferra a su alianza con Argentina y nosotros tenemos que actuar con inteligencia y lealtad. Pero a la vez exigir, porque el ex presidente de Brasil en la década del 90, Cardozo, nos ha hecho diabluras. Decía estoy avergonzado porque el gobierno nacional de Brasil no tomaba medidas en contra, pero los Estados del Brasil, concedían tierra gratis, créditos a 10 años a tasas blandas, 15 años de desgravación impositiva para que las industrias se radiquen allá. Las empresas que querían producir para el Mercosur se fueron a radicar allá. Yo tuve oportunidad, estando en el aeropuerto de Córdoba, me llamó la atención un avión de carga de fabricación rusa que estaba al fondo de la pista una mole fenomenal, y conseguí un permiso para ir a verlo, es algo fenomenal, se levanta la nariz del avión como si fuera un antifaz, se abre el hueco y allí están las grúas y estaban cargando máquinas, me acerco a preguntar, ¿y esas máquinas? Y un ingeniero italiano, me dice son de FIAT. ¿Y adónde se las llevan? pregunto. Y me dice el ingeniero: Mire yo quisiera seguir viviendo en la Argentina, pero Minas Geraes nos regala la fábrica así que la llevamos para allá. Nos han hecho diabluras como esta.

En unas jornadas que se hicieron en la Universidad católica de Córdoba con presencia de la embajada brasileña, dije esto, y ellos lo admitieron, porque no se podía negar. El mismo presidente decía: estoy rojo de vergüenza. Pero cada estado, de acuerdo a la Constitución de Brasil, puede hacer lo que quiere. Cuando hubo que discutir la coordinación del IVA que se hizo en Usuahia, vinieron 28 representantes del lado brasilero, vino uno por el del estado nacional y uno de cada uno de los 27 de los estados locales, porque el IVA allá es provincial.Había un argentino y 28 brasileros y hubo muchos que armonizaron. Pero si sabemos actuar con inteligencia y con firmeza podemos lograr cosas muy importantes.

La gente del Plan Fénix está trabajando desde hace cuatro años se reúnen todos los jueves, siguen elaborando y les voy a contar una anécdota para después hacer un comentario sobre evolución del gasto, que me encargaron para el Plan Fénix y que desmitifica muchas mentiras que se han vertido sobre este tema. Cuando terminábamos las sesiones de abril del 2001, el director del Plan Fénix me pregunta ¿qué te parece que será la repercusión en los medios de difusión masiva (MDM) con lo que ha sucedido acá, ya que es todo un acontecimiento, por la magnitud, por los aportes? Ninguno de nosotros aspira a un cargo público, no aspiramos a ganar nada, sencillamente aspiramos a que la Universidad Argentina aporte soluciones al país, que las tomen o que las tiren pero que primero las consideren y las analicen. Dicho sea de paso cuando el presidente vino a Córdoba estuvo en mi estudio y me preguntó qué es eso del Plan Fénix, cómo si de allá, de Buenos Aires había 49 y de acá solamente uno, y viene a preguntarle al uno, y me peguntó si yo no quería ir a Buenos Aires y le dije que no. El ministro no ha tomado contacto institucional con la Universidad pese a que el consejo de rectores ha hecho propio de todas las universidades argentinas al Plan Fénix, los únicos que han hecho contacto institucional han sido los de la Secretaría de Ciencia y Técnica con los que si se está trabajando. Entonces, ante la pregunta sobre cuál será la repercusión en los MDM, como uno sabe más por viejo que por diablo, le dije, mirá si el Plan es débil, vulnerable, con muchos pocos flojos nos vaa hacer pedazos, para que nunca más levantemos la cabeza, ahora, si el plan es sustentable, serio, va al fondo de los problemas y realmente fija metas para un cambio profundo, nos van a ignorar. Me salió justa la apreciación. Todos los días salen noticias de las reuniones de FIEL, de los liberales, las ideas de todos los sectores de la derecha, y a nosotros nos dedican apenas un poquito, de vez en cuando. En esa reunión que se tuvo que ir abucheado López Murphy por defender la convertibilidad. Paul Krugman había hecho un ejercicio teórico y Arriazu, el asesor de economía dela última dictadura, dijo que no conocía la realidad argentina y que por eso aplicaba de manera automática ideas sin saber de las ventajas que se había logrado con la convertibilidad. Es evidente que estos personajes están vivos, actúan, y tienen todos los espacios posibles en los MDM. Las proporciones que le dedican a la política económica de la derecha es en proporciones, infinitamente mayor que al resto.

Una de las cosas por las que la gente del Plan Fénix estaba preocupado era por desmitificar la función del estado ¿es cierto que el crecimiento del gasto público ha sido uno de los factores que ha provocado la desgracia del país? Entonces me encargaron, como coordinador del área de sector público,junto con el colega Lascano, un trabajo de investigación sobre el tema, y esa investigación lo tienen en un CD para ser distribuido, es el único trabajo sobre el gasto público y se extiende desde 1.980 al año 2.000. Con la aclaración que como ya sabía el objetivo, que era invitar en sesión pública a los especialistas liberales y discutir de cara a la gente en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA el tema, debía ser lo más riguroso y confiable en las estadísticas. Para poder obtener los datos sobre el gasto público en ese período, tanto nacional como provincial y municipal, que no hay series preparadas, usé como fuente los anuarios de cuentas estatales del FMI y la metodología de definición de gasto público también del FMI, y la audacia del sesgo ideológico de esto señores no llegaa tanto como para cuestionar esa fuente. En consecuencia, esa reunión que duró como cuatro horas fue demoledor. Las conclusiones más importantes son:

  • Tomados en moneda constante, pesos del 2.001, en la década del 80 el año en que más se gastó fue en 1.981, durante el gobierno militar, con Martínez de Hoz y los liberales se gastaron 62 mil quinientos millones.
  • En la década del 90, el año de mayor gasto fue 1.999, con 84 mil quinientos cinco millones, quiere decir que entre el pico más alto de la década del 80 y el pico más alto de la década del 90, media una diferencia del 35 %.
  • El promedio anual para los 20 años es de 28,7 de miles de millones de pesos del año 2.001.
  • Hoy estamos en 25 mil millones. Es decir que estamos, dentro de los cánones internacionales, entre los más bajos, no entre los más altos.
  • Pero, no solo eso, si tomamos gasto por habitante, resulta entre 1.981 y 1.999 el promedio es 2.382 pesos por habitante.
  • Y la diferencia entre la década del 80 y la década del 90, la diferencia entre ambas década es de 6,06 %, pero si le sacamos los servicios de la deuda, es decir el rubro sobre el cual no hay responsabilidad del estado democrático, la diferencia del promedio es de 4,64 %.

Esto quiere decir que el mito de que el crecimiento del gasto público fue lo que llevó al derrumbe de la economía es un disparate de esencia casi criminal.

Después, ante el argumento de que el principal factor del gasto público es que se alimenta una burocracia inútil, se revisó el rubro de remuneraciones. Primero hay que considerar que el gobierno nacional transfirió en dos etapas a las provincias buena parte de las responsabilidades sociales y del gasto, una de 1.978 al 80 en la que se transfirió todas las escuelas primarias, los servicios de salud, y de provisión de agua. Y, otra, en el año 92 que transfirió todas las escuelas secundarias, y lo que quedaba del sistema de hospitales y los servicios cloacales, con 219.000 empleados a las provincias. Y consiguió presentarle al FMI el milagro de quedar solamente con 260.000 empleados en el estado nacional. En conjunto, nación provincias y municipios, tienen un poquito más de 2 millones entre empleados y funcionarios. Todo este colectivo absorbe un tercio del gasto público. Sale para la década 1.991 – 2.000, exactamente 33,25 % del total del gasto, y hay un deterioro de los sueldos promedios del 25,86 % sobre esa década. Y como el superhábit primario con el que se paga la deuda externa fue 12.115 mil millones en el año 2.003, quiere decir que el menor salario de los empleados público pagó el 54 % de los compromisos de la deuda externa. Tenemos un plantel poco capaz que requiere ser recalificado, que requiere ser optimizado, pero tampoco hace nada el estado para institucionalizar instrumentos. Por ejemplo en Nueva Zelanda o en Australia y en le Reino Unido han cambiado la gestión del estado, con la implementación de presupuesto por programa, por resultados, base cero y una ley de transparencia que obliga a rendir cuentas trimestrales a la población. Esto que en Nueva Zelanda rige desde 1.994 cambió el escenario económico de ese país que estaba en la lona, quiere decir que hay cosas que hay que hacer respecto a la gestión y administración del estado y que no hicieron ni de hacen. Entonces, sabemos que el servicio de la deuda requiere del doble de lo que es la remuneración de los asalariados del sector, a nivel nacional.

Y obviamente, también pusimos en evidencia que la reforma al esquema jubilatorio ha sido demencial. En una oportunidad, en unas jornadas de finanzas, el ANSSES trajo un trabajo sobre la convivencia del sistema actual y del sistema anterior, y me tocó hacer el comentario, y yo traía una excelente información estadística del FMI, que me sirvió para sacar la conclusión que la única forma que se elimine esta situación, si no se modifica el sistema, es esperar que se mueran todos los que aún permanecen en el sistema estatal. Uds. lo que están diciendo es que cuando yo me muera voy a colaborar a equilibrar el sistema. En efecto, primero se pensaba que eso iba a suceder en el 2.008, pero como se ha dicho “los muertos que vos matáis gozan de buena salud”, y ahora está previsto para el 2.012, pero fíjense que cuando un sistema tiene que esperar que se mueran dos millones y pico de personas para equilibrarse, ese sistema supone que estamos todos locos. Entonces desde el Plan Fénix planteamos una reformulación del sistema jubilatorio, en profundidad, y cambiando las pautas con las que se hizo la reforma, todo está en ese trabajo de investigación.

Uds. cuando vean el trabajo que tiene un respaldo estadístico impecable, y la única objeción que le hicieron era el criterio técnico que se usó para pasar de los precios corrientes de los diferentes años a precios constantes del 2.001. Para hacer esa conversión, adopté el criterio que fue en función en un 70 % del índice de precios al consumidor y 30 % del índice de precios mayoristas. Porque el rubro remuneraciones, más jubilaciones y pensiones, representan el 70 % y la evolución de remuneraciones y pensiones siguen más al índice de precios al consumidor que al de mayoristas, en cambio todos los demás gastos se deflactaron por precios mayoristas. Esto fue lo único a lo que pusieron objeciones. Dijeron que tenía que ser 50 y 50.

Dicho sea de paso la presión tributaria en Argentina es de las más bajas, además de ser regresiva. Es cierto que hay una alta evasión, y de eso no hay dudas, y el argumento es que si hay que pagar todo y agarran a un pobre diablo le sacan el 40 % de sus ingresos en cambio lo que se paga en promedio es el 22 o el 23 %, y eso muestra la ineficiencia de las oficinas recaudadoras. En los países de Europa, la recaudación está arriba del 40 %, en Suecia arriba del 50 %, en EEUU está al 35 %.

Y para terminar les voy a contar una anécdota. Estando en Suecia –y debo aclarar que cuando viajo además de conocer me gusta conversar con la gente los temas que me interesan- entonces al guía le pregunto cuánto gana, y me dice 3.000 coronas, pero solamente 1.500 son mías y las oras 1.500 son del estado. Adviertan la compenetración del hombre de la calle, ya que esta persona es un trabajador del montón. En 1.976 se hizo una coalición en Suecia de los conservadores que tenían el 38 % de los votos, más todos los sectores de la derecha, y lograron reunir el 50,2 % de los votos. Y accedieron al gobierno, después de 50 años de gobiernos socialdemócratas, y los conservadores que habían prometido reducir los impuestos hicieron un plebiscito y el resultado fue que la mayoría optó por el no. Porque lo que los suecos consideran que lo que reciben es más que lo dan: medicina gratis, servicios educativos gratis, atención médica de primera gratis, y otra cantidad de servicios gratuitos. Eso muestra dos cosas, la eficiencia del estado y la conciencia de la población. No se puede pedir a la gente que adhiera a una determinada propuesta cuando lo gobernantes malgastan. Es necesario tener administradores idóneos, honestos, y combatir la corrupción, exigir rendiciones de cuentas, exigir una ley como la neocelandesa de transparencia fiscal, y también que se apliquen los mejores instrumentos de administración. ¿Saben quién introdujo el presupuesto por programas, por resultados y base cero en EEUU? El entonces gobernador del estado de Florida, Jimmy Carter. Hace 40 años que en EEUU se aplica. Tenemos que aprender aquellas cosas que pueden ser buenas para nosotros. Y manejarnos racionalmente, los argentinos no somos distintos En un viaje que hice a Brasil acompañando a un empresario argentino a San Pablo, fuimos a una empresa donde me extrañó ver que había 40 telefonistas, 20 de un lado y 20 del otro, trabajando continuamente. Cuando pregunté, me dijeron que 20 están ofreciendo los productos por teléfono a todo el país, y 20 están recibiendo ofertas de proveedores. Entonces le digo a los empresarios de allá: pero este sistema permite muy fácilmente al fisco detectar el volumen de las operaciones de Uds. No, me dice, a nuestro nombre hay solamente uno. En Brasil pagamos nuestra cuota de impuestos y nadie nos molesta. Es decir que no son mejores que nosotros. No somos nosotros los corruptos del planeta, en la medida en que la se facilita la oportunidad, en todos lados se aprovecha. Fíjense que el INDEC detecta que el 48,5 % de los asalariados del país están en negro, pero la ANSSES y la AFIP no lo detectan. Lo que hace pensar que “aunque yo no creo en brujas que las hay las hay”.

     
ir arriba