Instituto de Investigaciones Filosóficas, UNAM.
abarcelo@minerva.filosoficas.unam.mx
http://www.filosoficas.unam.mx/~abarcelo/
Este artículo ha sido publicado en el libro El Giro Pragmático en la Filosofía, editado por Gedisa.
that the theory of poetry is the theory of life, as it is...
Wallance Stevens

 

Harold Bloom y la Deconstrucción Pragmatista

Por Axel Arturo Barceló Aspeitia

1. Dos infortunadas coincidencias 

Pese a ser considerado por muchos como el crítico literario de habla inglesa más importante en el mundo hoy en día, y entre los más importantes por lo menos desde los años setenta, Harold Bloom nunca ha adquirido la popularidad de otros intelectuales norteamericanos de talla comparable. Pese a ser uno de los pocos académicos con gigantescos contratos editoriales,(1) y a aparecer regularmente en revistas de circulación general como Newsweek o GQ, la celebridad de Harold Bloom nunca ha ido mas allá del mundillo académico-intelectual de los Estados Unidos.

Esta relativa falta de fama de Bloom podría atribuirse, por lo menos en parte, a dos infortunadas coincidencias. En primer lugar, no es raro que la gente lo confunda con el aún más controvertido Allan Bloom.(2) Camile Paglia, por ejemplo, en una de sus columnas para la revista electrónica Salon, recuerda:

A principios de los noventa, a mi molestia, algunos comentadores europeos me presentaban erróneamente como estudiante de Allan Bloom – a quién confundían con mi verdadero mentor, el crítico literario Harold Bloom, director de mi disertación en el posgrado.(3)

 

Y el mismo Bloom, cuando toca aquellos puntos que más lo emparentan con su homónimo Allan, tiene que recordarle al público que no deben confundirlos.(4)

Sin embargo, la confusión no es completamente gratuita. Al igual que Allan Bloom, Harold ha sido muy recio en su crítica a la situación actual de las humanidades en los Estados Unidos. Para Harold Bloom, la ‘corrección política’ [political correctness] que prevalece en la academia estadounidense “representa una traición a los intelectuales.”(5) Ambos Blooms han deplorado lo que han visto como una conspiración en contra de la literatura clásica y el canon occidentales. Los dos abogan por el regreso a la currícula humanista tradicional.

Yo diría que no hay futuro para el estudio literario como tal en los Estados Unidos. Cada vez más, estos estudios están siendo acaparados por la sorprendente basura llamada crítica cultural. En NYU estoy rodeado de profesores de hip-hop. En Yale, estoy rodeado de profesores mas interesados en varios artículos de esa pila de estiércol llamada ‘cultura popular’ que en Proust o Shakespeare o Tolstoi.(6)

Página siguiente

     
     
páginas: 1 2 3 4 5 6 7 notas